jueves, 29 de mayo de 2008

¡Harta que estoy!


Este no es un blog de pensamientos y experiencias personales. Esta es principalmente una página de humor. Es algo que trato de defender cueste lo que cueste y a pesar de tantas y tantas patéticas situaciones que me tocan de cerca. Pero también considero justo que cada uno se haga cargo de lo que le toca, tanta cutrés no es responsabilidad de aquellos que hemos disfrutado de una opción educativa de mejor calidad.

Así es que decidí colgar como post lo que dejé ya como respuesta a comentarios del anterior, "Asturias, la patria querida que no pudo ser", para que quede más claro aún.

Insisto en que voy a defender este espacio de humor con las entrañas si es necesario, por lo que en unos días más probablemente suprima esta entrada (o no, no se, me lo voy a pensar), quedando como ahora, en la sección de comentarios del artículo anterior e intentaré seguir riéndome por no llorar. Pero hoy no, hoy no puedo. Ayer me aguanté un dolor de cabeza de aupa y esta mañana me levanté con náuseas. Hoy no, hoy solo puedo mostrar la cara de quienes nos provocan dolores de cabeza de aupa y despertares nauseabundos.

Bueno, ahí va...

A todos:

Vamos a ver...lo primero que quiero decir es que hace 5 años que vivo en España (Euskadi incluida), que hace 5 años que vengo analizando todos los aspectos de la vida nacional en los que, por vocación u ocasión me veo involucrada, y que hasta me pago una psicóloga para que me ayude a entender y a acomodarme a tanto despropósito que me rodea (solo a acomodarme porque me niego rotundamente a adaptarme). Digo ésto porque de las consecuencias de tantas desviaciones educativas observadas se destaca la escasa capacidad de análisis y auto crítica que encuentro a mi alrededor, y quisiera que se comprendiera que mis opiniones no son producto de una noche de insomnio sino de 5 años de dormir, digamos, incómoda, y que no intento ofender sino solo pensar, por lo cual, si alguien se sintiera repentinamente ofendid@ le pediría que se tomara un tiempito para pensar también, no digo 5 años, pero tampoco decir que NO a toda crítica apenas se la escucha, que es una mala costumbre que también encuentro a mi alrededor.

Además quiero decir que muchas cosas se entienden por comparación y no podemos decir que funcionamos igual o diferente a otro sitio sino hemos vivido en otro sitio.

El artículo de marras lo escribí habiendo tenido como única experiencia española la de haber vivido en Asturias, y con la misma inocencia de Empapelada y con la misma visión que se tiene de España en Sudamerica; la de un país desarrollado (¿¡ !?).

Es verdad que Euskadi no es Asturias, que Cataluña no es Asturias, que Madrid no es Asturias pero rascas un poco y allí está otra vez...la España Profunda.

Como anécdotas que se me vienen a la cabeza, así, al "boleo", recuerdo que después de la entrevista inicial con un psicólogo me derivaron a mi psicóloga definitiva unos días después. Apenas me senté, la mujer (no se si es vasca, pero española seguro) que ya sabía por donde pasaban mis "angustiosas incomodidades", me dijo "¡Cómo no te vas a sentir mal aquí si la gente es analfabeta emocional! Vosotros venís con el paso adelantado". Si, las emociones también se educan; se trata de enseñar a reconocerlas, pensarlas, evaluarlas y finalmente, manejarlas. A falta de ello lo que se obtiene son personas que llegan a la edad adulta a medio hacer y con la personalidad llena de agujeros.

Recuerdo también a Alberto Iglesias, músico donostierra nominado al Oscar, quien en una entrevista dijo que las fronteras españolas son muy gruesas; me pareció muy gráfico. Es verdad, estamos a un paso del resto del mundo, la gente viaja mucho, se mueve, pero nada nuevo entra realmente por estas fronteras. Si, en apariencia, pero no llega a provocar cambios profundos.

Como ejemplo de las consecuencias que ésto provoca, quienes al sur del Sur somos maestritas comunes y corrientes, aquí nos convertimos en una especie de modernosas Yoko Onos que provocamos ampollas en la peña, lo que concluye inevitablemente en una colorida cantidad de boicots y psicopateadas (para eso si son creativas, para hacer actividades con los niños no, pero para eso...¡TIENEN UNA IMAGINACION LAS JODI'AS!) Por eso opté por guardar los proyectos educativos pensados, escritos y "bonitamente" armados y "no gastar pólvora en chimangos" como decía Perón, dejándolos para mejores momentos o más, para mejores lugares. Aquí prefiero dedicarme a limpiar oficinas.

Antes de venirme compartí una cena con una pareja de ingenieros que habían vivido dos años en Madrid y se habían vuelto por las razones que esgrimo. Ellos fueron mucho más brutales en la conclusión (no son tan finos como yo)

Una amiga que vino de USA a hacer un post doctorado en Barcelona, tardó un año en darse cuenta de lo mismo (ella es más rápida que yo, aunque también menos fina) y de manera muy cruda me confirmó que no toleraba tanto atraso formativo y se volvía.

Pero mucho más coincido con las opiniones de un empresario mejicano con empresas en Euskadi quien me comentaba lo difícil que le resulta llevar con rapidez y eficiencia sus objetivos empresariales al encontrar tanta dificultad en la comunicación de la información. Nadie quiere asumir responsabilidades sobre sus errores, tiran la pelota afuera, se miente muchísimo, se esconde mucha información debajo de la alfombra y se usan mayoritariamente frases de manual sin importar si coinciden o no con la realidad. A mi, en grado mucho más modesto, me ocurre lo mismo y me he tenido que amoldar siguiendo el útil consejo de un ex compañero de trabajo, un ecuatoriano muy majo que me dijo "Aquí tienes que aprender a ser hipócrita, si eres sincera te la clavan". En la era de la información y de la comunicación los españoles siguen creyendo que información solo es lo que se encuentra en Google.

Yo, por mi parte, hace rato que también "decidí" que no me gusta para nada vivir en España (Euskadi incluída), pero aquí estoy y aquí me quedo, confiando en que justamente en las carencias ajenas una puede encontrar su oportunidad.

Mucho se habla de la inmigración por causas económicas y eso aumenta la ignorante pedantería del nuevo rico, pero nada se dice de quienes, sin especiales necesidades económicas en nuestros 'otros' países de orígen, vinimos a ofrecer el más o menos desarrollo adquirido y a exigir más de lo mismo. Lejos de encontrar un país desarrollado, solo encontramos un país con pasta y ya, dinero no muy bien invertido a mi modesto entender, algunas buenas intenciones que tardan demasiado en cundir en las mentes nacionales y poco más; ésto hace que muchos nos vayamos. De ESO no se habla.

A la hora de trabajar seriamente y aunque con los paradigmas de este siglo bajo mínimos, el ruido de las panderetas nos molesta, el olor a naftalina nos intoxica y la inmadurés del personal nos agota.

Lo dicho, aquí estaré mientras aguante y si no, el mundo es largo y ancho. Eso es lo que tiene el haber recibido una educación abierta al mundo, que es como Red Bull...te da alas.

"Si la historia la escriben los que ganan
eso quiere decir que hay otra historia
la verdadera historia
quien quiera oir que oiga"

Fragmento de "Quién quiere oir que oiga". Litto Nebbia-Mignone

Una ET en Euskadi (Lo siento pero alguien tenía que decirlo en voz alta)

10 comentarios:

EmPapeLada dijo...

"Nadie quiere asumir responsabilidades sobre sus errores, tiran la pelota afuera, se miente muchísimo, se esconde mucha información debajo de la alfombra y se usan mayoritariamente frases de manual sin importar si coinciden o no con la realidad"...me estás hablando de Perú también??? Porque sin querer queriendo me estás describiendo una realidad similar como la que vivo día a día.

Y como te comentaba en el post anterior, siendo que no "quepo" en el sistema de cosas establecidas, y creo que tendré que hacer de oídos sordos y vista ciega y "adaptarme" (NO ACOMODARME, adaptarme, porque si en mi propio país no puedo...imagínate en otro!!)

Aquí, abunda la informalidad, la coima, el soborno, falsificación de datos, el engaño descarado (nada de mentiritas piadosas, ENGAÑO DESCARADO), y esto se ha convertido en una forma de vida y un molde que se supone, habremos de seguir los jóvenes que recién nos estamos acoplando al mercado laboral.

Te cuidas mucho eh!!! Lo dijiste bien alto, sin dejar de ser delicada. Vale!! ^^

Paco dijo...

solo te puedo decir que estoy contigo, soy español... pero dentro de este pais he vivido en tierra extraña... aún hoy, asi que animo y p´a lante.

abrazos

jose montalvo dijo...

Me sorprendem los comentarios de tu post, pues la idea que yo me había formado es que España no solo había tenido una renovación económica importante, sino también social. La información que por diferentes medios me ha llegado y mis visitas, me hicierom percibir a España como pujante, democrática y avanzada socialmente. Un pais donde se permite el matrimonio entre homosexuales es dificil verlo como atrasado en el plano social. Pero, claro, lo mio es percepción de visitante y lo tuyo muy bien puede ser realidad, ya que tu vives allá. De todas formas, admiro tu sinceridad al exponer tus ideas en la forma que lo haces.
un abrazo

Luna Azul dijo...

Hace días que te visito aunque nunca te había dejado ningún comentario. Demuestras valentía al escribir, así que olé por ti.
Un abrazo

Una ET en Euskadi dijo...

Quiero agradecer a todos el aliento y a los connacionales especialmente, la paciencia, comprensión y respeto con los que leyeron tanta crítica sin casi paliativos. Ni se imaginan lo que eso significa para mi; ni más ni menos que la diferencia entre el "apaga y vámonos" y el 'abrir la puerta a nuevas ilusiones y posibilidades'.
Eskerrik asko a todos con toda sinceridad...

PD:...Pero me parece que ya es hora de volver al humor

Enrique Páez dijo...

Anda, ET, no te cabrees tanto, que parece que vivir en Euskadi es algo contagioso. Me está entrando un sofocón que no sé si salir a quemar un autobús, pues.

Bea dijo...

Pues sí que estamos bien. Es el momento de cogerse unas vacaciones.

Muy bien por el post, y por exponer como te sientes y como nos sientes.
La España profunda es muy difícil de radicar.
Te decía en mi blog que en la República dominicana es un sitio ideal para desconectar, pero también se puede uno oxigenar sin irse tan lejos.
Un beso.

Una ET en Euskadi dijo...

Bea y Enrique:
Si, creo que igual me voy de vacaciones al Caribe....¿Saben si allí hay psiquiatricos con playa privada?
No se preocupen, los excluyo de la España Profunda, excluyo a mucha gente de la España Profunda....pero a mucha otra no

Twat Boy dijo...

Saludos!! Soy español y suscribo muchas cosas que expones. Quizá algunas zonas de Madrid sean diferentes (Chueca, Lavapiés, La Latina...) multiculturales y avanzadas, pero es cierto que aún nos queda mucho por delante, aunque hay avances importantes en materia de derechos civiles que nos colocan a la cabeza del mundo (sí,sí). Quizá en materia salarial y empresarial haya un concepto que para mí es equivocado, por eso nos queda. Pero aún así, a mí me encanta mi país y soy consciente que hay que luchar para hacerlo aún mejor. Y sí, ser crítico es positivo, no dormirnos en los laureles de la autocomplacencia de sol, cachondeo, playa, toros,... estereotipos que me repatean de España, cuando somos mucho más que eso...

Goathemala dijo...

Es que hay una España profunda que manda h..... Luego hay otra que es como un soplo de aire de las montañas. Ya lo decía Machado y muchos otros antes que él.

De vez en cuando me encuentro con algún comentario borregil, con alguna mente obtusa que me demuestra que esa España carrasposa todavía late. Y si me asomo a Europa el panorama me desasosiega, la extrema derecha en tantos lados, el risorgimento del fascio italiano.

En lo educativo creo que hay mucha dejación y sobreprotección por parte de los padres. Quizás por la baja natalidad.

Y ante todo lo que falta es mucho humor, mucho mucho humor.

Saludos.

¡¡SI!! TU ME ESTAS DANDO MALA VIDA, YO PRONTO ME VOY A ESCAPAR...